Triángulo y la AEXCID promueven la “Declaración de Mérida” para promover la Cooperación Internacional LGBTI

  • 76 países consideran ilegal aún ser transexual o amar a una persona del mismo sexo.
  • La Declaración promueve la implicación de agencias e instituciones en la inclusión de la diversidad sexual y de género en sus planes de cooperación internacional.

Argelia es un país desconocido para la mayoría de las personas. Farida Bouchenaf, mujer argelina que participó en el VI Congreso Internacional de Cooperación internacional LGBT en Mérida y Badajoz, ha dió a conocer las dificultades a las que se enfrenta cada día para vivir como lesbiana en su país, ella y todas las personas homosexuales o transexuales.

El Congreso, que fue organizado por Fundación Triángulo con apoyo de la Junta de Extremadura y el Ministerio de Asuntos Exteriores, contó con la asistencia de 80 participantes entre los que se encontraban 14 cooperantes internacionales procedentes de Túnez, Camerún, Perú, Venezuela, Colombia y Argelia, además de activistas extremeños y nacionales.

La realidad LGBTI de África e Iberoamérica fueron las protagonistas de un fin de semana en el que se abordó la necesidad de que la Cooperación Internacional asuma como parte de su agenda de trabajo la diversidad sexual y de género, dado que son pocas las agencias y organismos nacionales e internacionales que a día de hoy lo hacen.

En este sentido, tras las reuniones tenidas en el parlamento regional y con la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento de Mérida, las entidades y personas participantes en el Congreso secundaron una declaración de compromisos en este sentido, promovida por Fundación Triángulo, la AEXCID y el Ayuntamiento de Mérida como compromiso de la cooperación descentralizada a favor de la inclusión de los derechos LGBTI en la agenda de la cooperación internacional a nivel local, autonómico, nacional y supranacional.

Esta declaración promueve el compromiso con el reconocimiento de los derechos de gais, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales como derechos humanos, así como la denuncia ante aquellos países que continúan criminalizando a estas poblaciones, instando a derogar toda normativa en este sentido, con especial énfasis en las penas de muerte y cárcel, y la prohibición del derecho de asociación de las personas LGBTI.

Igualmente compromete que el trabajo de las organizaciones firmantes tenga en cuenta el enfoque de género, orientación sexual e identidad de género, en especial en los instrumentos de cooperación técnica, cooperación bilateral y cooperación directa, asumiendo compromiso presupuestario en cooperación internacional al desarrollo de programas y proyectos que promocionen los derechos humanos con un enfoque de género, orientación sexual e identidad de género. Y todo ello en el marco global del compromiso con los derechos humanos en global y con un desarrollo sostenible del mundo.

Actualmente son 76 los países que aun consideran ilegal ser transexual o amar a una persona de su mismo sexo, entre los cuales aumenta el número de países que penalizan estas relaciones con la pena de muerte. Arabia, Mauritania, Sudán, Irán, Yemen, Pakistán, Afganistán, Brunei y Catar más regiones de Nigeria y Somalia, y de facto Irak aunque hasta ahora no figure en su código penal.

La población LGBTI ve así gravemente afectada su dignidad humana, el acceso la justicia, la educación, la salud, la cultura y el trabajo, así como continúan sufriendo impunes crímenes de odio, agresiones, rechazo social, leyes discriminatorias, hostigamiento policial, y falta de reconocimiento y protección legal.

Para leer la declaración completa, haz click aquí.

Si quieres adherir tu firma a la declaración, envíanos un correo a declaracion@cooperacionlgbti.org